SIGUEME POR CORREO ELECTRONICO

Siglo de Definiciones

POR: Piribillí

jueves, 13 de diciembre de 2012

HUGO CHAVEZ: AMOR CONTRA ODIO

.
 Odiar es de malvados; nunca de seres buenos y amorosos
Es innegable que el odio nubla la razón y lleva a quien lo siente a proceder de manera desenfrenada, a tal punto, que comete errores y torpezas que muy pronto se revierten contra ellos. Eso ocurre en la vida cotidiana de un ser humano odioso, egoísta o malvado; pero en el ámbito particular de la actividad política, es aún más desastrozo, por cuanto está expuesto permanentemente al escrutinio popular y de la sociedad en general. Los que podrían ser un poco más "sensatos", a lo sumo asumirían poses simuladoras para tratar de escapar del escrutinio público, por lo cual hacen declaraciones exclusivamente para tal propósito, pero en sus adentros la cosa es diferente.
A Hugo Chávez le ha tocado un liderazgo de esos que apasionan y producen admiración, simpatías, empatías y respeto, pero al mismo tiempo y afortunadamente en menor medida, odio patológico, principalmente en aquellos que tienen mucho que perder; más bien perder lo que nunca ha sido ni debió ser de ellos. Lo más doloroso de todo es que ese odio a veces se les traspasa a personas del pueblo que, por la falta de conciencia se dejan arrastrar por espejismos y hasta llegan a envilecerse.

Ante la enfermedad que aqueja al presidente de la República Bolivariana de Venezuela, tanto la indiscreción como la más disimulada tristeza, y en algunos pocos casos hasta la abierta alegría, se han dejado sentir en conversaciones privadas y en medios de comunicación. Expectativas tendenciosas y escenarios imaginados no han faltado. Mas todo esto ha encontrado como contraparte una férrea respuesta de unidad y procederes con gran altura, como demostración de que más puede el amor que el odio. Pero lo que más quiero destacar es que esto nos indica de manera inequívoca de cuál lado es que se practica el bien.

Los gobernantes arrogantes e imperiales, suelen satanizar a sus opositores al ubicarlos en un "eje del mal". Mas, si vemos el comportamiento histórico de ellos mismos, encontraremos que son los únicos que han invadido, ocupado y masacrado a otros países; son los únicos que han lanzado bombas atómicas sobre cuidades indefenzas y, modernamente, bombardeando y destruyendo ciudades enteras de manera indiscriminada (terrorismo de Estado) y son, además, los únicos que han saqueado las riquezas ajenas y por eso tienen un nivel de vida superior a los demás países del planeta. ¿Puede alguien señalar algo de todo esto, adjudicable a ese "eje del mal"?.

Mirando de manera retropesctiva, no puedo dejar de mencionar lo ocurrido en la ciudad de Miami, E. U., cuando Fidel Castro cayó en gravedad. Las celebraciones por las adversidades de Fidel tuvieron el nivel de júbilo colectivo en el sector que está carcomido por el odio. Esa actitud provocó la repulsa de todo el resto de la comunidad miamense, incluída Juanica Castro, la hermana de Fidel, pero también del resto de la población estadounidense. El liderazgo de más de 50 años encabezdo por Fidel, ha provocado también más admiración y respeto que odio, algo que duele mucho a sus adversarios.

Luego, cuando vemos lo que ocurre con Chávez, es comprobable la avalancha de solidaridad y las expresiones de amor y buenos deseos que hacen de las expresiones de odio una ridiculez mayúscula. Por lo tanto, no hay que preocuparse por ellos. El mismo Chávez lo dijo: "Esta Revolución ya tiene su impulso" y no hay marcha atrás, solo que el liderazgo de ´Chávez es aún jóven y hay que luchar porque sobreviva el mayor tiempo posible.

Ningún ser humano es inmortal; pero hay grandes seres humanos que generan grandes ideas, por las que luchan y mueren. Muchos logran hacerlas realidad; los que no, llega el momento en que otro grande la retoma y las completa. Eso ocurrió con Bolívar y Chávez, como ocurrió con Martí y Fidel. En ambos casos hay ya un gran impulso y, ausentes o presentes, la marcha no se detendrá. Chávez superará sus dificultades de salud y gobernará a su país para amargura de esos pocos odiosos oligarcas locales y de los buitres internacionales, y para bien de los venezolanos y latino americanos.

sábado, 10 de noviembre de 2012

HAITIANOS Y DOMINICANOS: JUNTOS NOS SALVAMOS O JUNTOS NOS HUNDIMOS


En mala hora se les ocurrió a bucaneros y filibusteros instalarse en el occidente de La Española y en la isla Tortuga. Algo tan simple como eso, significó la semilla que produciría la realidad de hoy: dos países en la misma isla con culturas y razas diferentes, destinados a vivir así por los siglos de los siglos, lidiando con conflictos de variados matices más la pretención de una de las partes de que la isla es "una e indivisible". La parte española que hoy es República Dominicana, fue invadida varias veces y dominada durante 22 años por los haitianos, dándose el caso de ser, en esa época, la única nación que obtuvo su independencia de un país no imperialista, mediante una guerra que marcó para siempre a ambos países. Hoy, después de haber sido Haití más próspero que nosotros, hemos alcanzado cierto nivel de desarrollo que nos convierte en el principal y más fácil receptor de la emigración haitiana.
Si España resultó ser una débil potencia militar frente a Inglaterra, Francia y Holanda, además de negligente en lo que respecta al caso de La Española, la cual abandonó a su suerte tan pronto fue conquistando territorios en Tierra Firme, también fue irresponsable. Por eso colonos franceses usufructuaron a sus anchas la parte occidental que hoy ocupa Haití, viéndose obligada más tarde, vencida por Francia, a ceder toda la isla que, tras la independencia de Haití, quedó la parte oriental bajo dominio francés hasta ser devuelta de nuevo a España con la derrota de Ferrand en la Batalla de Palo Hincado. Pero como Haití siempre entendió que, de acuerdo al Tratado de Basilea, toda la isla pertenecía a Francia, al lograr su independencia de ese país, le correspondía también la soberanía de la parte oriental, lo cual dió origen a las futuras invasiones, la primera, en 1801, la encabezó Toussaint Louverture, previo a la independencia haitiana y la última en 1849 encabezada por Faustino Souluque.

Lo cierto es que, el hecho de habernos independizado de Haití primero que de España, el fervor patrio del que hacen gala hoy algunos seudos patriotas, es más antihaitianismo que patriotismo. Y si nos independizamos luego de España gracias a la Guerra de la Restauración, debe entenderse como la continuación y conclusión de la Independencia Efímera, abortada por la ocupación haitiana de 1822. Después de echados los haitianos por última vez, ya Haití no estaría en condiciones de hacer nuevos intentos; pero ya todo el daño estaba hecho y las animadversiones subyacían. Con el andar del tiempo, ambos países pasaron a orbitar en torno al naciente imperio estadounidense y la nueva dependencia, signada por intervenciones militares y económicas, relegaron las reales independencias de ambos pueblos a una simple figura jurídica sin ningún tipo de capacidad para oponerse a los designios imperiales. A la frecuente inestabilidad política de las dos naciones, le seguían dictaduras oprobiosas que competían en el campo de la represión. Un dictador dominicano cometió el grave exceso de ordenar la matanza de más de 30,000 haitianos sin consecuencias alguna en lo que a justicia se refiere, contribuyendo con la vieja animadversión.


Hoy  aparecen voces de "patriotas" dominicanos enfrentando a unos supuestos defensores de la emigración hatiana en territorio dominicano, cuando el verdadero patriotismo consiste en buscar las soluciones de Estado, a través de los canales diplomáticos y enmarcado en los protocolos internacionales. Porque hay quienes se exceden tanto con las expresiones como con los actos violentos contra ciudadanos haitianos o hatianos nacionalizados, lo cual no contribuye en lo absoluto con la solución de la problemática. Pero además se envía un mensaje muy peligroso a todos los dominicanos que no están educados para entender cabalmente la situación. Ya han ocurrido muchas desgracias, sin que las instancias gubernamentales actúen para evitar la repetición de hechos similares.

Por otra parte, creo que son muchos los dominicanos que, en el fondo y en la superficie, son solidarios con los haitianos, a pesar de como nos cuentan la historia. Particularmente entiendo que ya es imposible que se materialice la pretención constitucional haitiana de que la isla es políticamente indivisible. Lamentablemente para ellos, lo seguirá siendo y no tiene por qué dañar la unidad de los pueblos, la hermandad, la convivencia y la integración regional. Es algo que deben comprenderlo amobas naciones y ambos gobiernos. Pero tenemos que deponer el patriotismo hipócrita que pregonan algunos, quienes no exhibirían la misma actitud si los hatianos fuesen blancos y ricos, como también sería otra ante una ocupación de Estados Unidos.

Debemos defender nuestra Patria y ser verdaderamente "libres de toda potencia extranjera, o se hunde la isla". Haití es una realidad, como también nosotros. El deber de las clases políticas dominicana y haitiana, es la de entender esa realidad y educar a sus respectivos pueblos en ese sentido. De lo contrario, estaremos expuestos a las decisiones que tomen los imperios y saldremos perjudicados los dos países. Cualquier gran acontecimiento en cualquiera de los dos países, influirá de manera inequívoca en ambos.

viernes, 7 de septiembre de 2012

LA PAZ EN COLOMBIA: ESPERANZAS Y ESPECTATIVAS


El proceso de cambios sque hoy se está dando en América Latina, es inconcebible en ausencia de paz real y permanente. Independientemente de las ideologías políticas que sustenten los diferentes gobiernos regionales, la paz puede ser sostenible, toda vez que los extremos estén fuera del juego político real, lo cual no quiere decir que dejarán de existir extremistas de las cavernas alineados a los propósitos imperiales, porque hay que entender también, que la paz no será nunca completa, mientras hayan imperios.


Una vez más se apuesta a la paz, esta vez en un momento muy especial de la geopolítica, no sólo regional, sino mundial. El optimismo está presente en todos lnuestros países, en todas las organizaciones democráticas, organismos multilaterales y en todos los gobiernos. Y esto se debe, primordialmente, al hecho de lo prolongado del conflicto, que ha llegado a un punto que hace comprender, tanto a las partes involucradas como al resto del mundo, que no se ve la posibilidad de una solución militar; pero además y no menos imkportante, por el alto costo en vidas humanas y los desplazamientos de más de 6 millones de pobladores desarraigados de sus tierras y separados de sus familias.

La voluntad política de ambas partes está de manifiesto, a juzgar por sendas declaraciones oficiales, aunque particularmente pienso que el primer acuerdo debió ser el alto el fuego, para lo cual tuvieron suficiente tiempo a partir del inicio de los primeros contactos. Las declaraciones del presidente Santos hacen énfasis especial en la continuación de los combates "igual o con mayor intensidad", término un tanto inadecuado cuando de negociaciones se trata. En cambio, las FARC aseguran que plantearán el cese de las acciones de combate en el primer punto a tratar el día 8 de octubre. Lograr el alto el fuego reforzaría en gran medida la voluntad y la confianza entre las partes un respiro para la población, para  los países moderadores Cuba, Noruega, Venezuela y Chile, pero además sería un incentivo para que se incorporen otros mediadores.

A simple vista, no parecería haber grandes obstáculos para ponerse de acuerdo, por cuanto el gobierno colombiano inicia con buen pié al aceptar introducir reformas sociales planteadas por los guerrilleros en lo que tiene que ver con las zonas rurales; sin embargo no se puede descartar que fuerzas oscuras, tradicionalmente cavernarias, atenten contra el proceso de paz. No hay que ser un genio para saber cuáles son esos sectores de la caverna política. El siniestro Alvaro Uribe Vélez calificó el proceso como "una bofetada a la democracia" y no concibe que el gobierno de Santos acepte introducir reformas a sugerencia de las FARC, a las que cataloga de "narco-guerrilla". Por su parte, la ultra conservadora de origen cubano y presidenta de la comisión de exteriores de la Cámara de Representantes de Estados Unidos,, Ileana Ross Lehtinen, contrario a Obama, lo calificó de "preocupante", al tiempo que hace hincapié en que las FARC han sido denominadas por Estados Unidos como grupo terrorista y que Cuba no es la indicada para participar en el proceso como garante porque es un país que ha apoyado a las FARC y está en la lista de países que apoyan el terrorismo.

El proceso de paz se inicia en un momento de campaña política en Estados Unidos, lo cual ha impedido que el gobierno de dicho país se oponga a la iniciativa; sería un error táctico; pero no desaprobarían acciones en ese sentido si se llevan a cabo antes del 8 de octubre. Realmente, la desestabilización del Sur del continente, desde Méjico hasta la Tierra de Fuego es, en estos precisos momentos, un deseo imperial. La paz en Colombia contribuye más a reforzar la estabilidad y la unidad del continente que a desestabilizarlo y fraccionarlo, por lo que no es descartable que ocurran acciones para perturbar el camino hacia la paz. Con siete bases estadounidenses en territorio colombiano, que brindan apoyo al Ejército, así como otras bases en países cercanos, es dificil pensar que no puedan haber interferencias, aprovechando el hecho de que el proceso se inicia sin un cese de hostilidades, faltando un mes para la primera ronda de negociaciones.

Un tema espinoso es el del narcotráfico. Como las FARC han sido sistemáticamente acusadas de narcotráfico, lo cual ha sido negado y calificado de estigma por sus voceros  ponerse de acuerdo en ese sentido conllevaría la no extradición de guerrilleros requeridos por Estados Unidos y que a lo sumo, el acuerdo podría ser la garantía de que serían juzgados en Colombia, si es que en la mesa de negociaciones las FARC no pueden demostrar que no tienen vínculos con el narco-negocio. Pero además es bueno agregar, que la existencia del Plan Colombia, concebido supuestamente para combatir al narcotráfico, con la participación directa de militares estadounidenses, plan éste que no ha dado resultado alguno en ese aspecto, tendría que hacerse un replanteo de las estrategias ante la posible ausencia de actividad guerrillera, para concentrarse en las actividades de los narcos tradicionales y el paramilitarismo o desasparecer, toda vez que esa estrategia se ha llegado a considerar un pretexto para planes geo-políticos ulteriores. Para esto, es indispensable la participación del gobierno colombiano como signatario del Plan Colombia, que no ha sido mencionado como tema de discusión en el proceso de paz, pero que parece inevitable que salga a relucir.

Como se ve, hay espacio para el optimismo sin perder de vista algunos escollos de importancia que tendrán que tomar en cuenta ambas partes. Tampoco se debe perder de vista que las conversaciones se iniciarán un dia después de las elecciones en Venezuela, sobre las cuales penden planes opositores internos y externos que podrían ser parte de un plan integral de desestabilización, al cual no está ajeno Alvaro Uribe Vélez. Pero por otro lado hay que saber que se trataría de un plan muy temerario que no garantizaría éxito para sus promotores, aunque sí podría darse una situación muy incómoda para la voluntad política que se nota en torno al proceso de paz en Colombia y que, repito, es la paz para América Latina. Mientras tanto, reinan las esperanzas y las espectativas.


sábado, 1 de septiembre de 2012

EL PLD NECESITA UN PURGANTE


Ni el formal retiro de la vida política, ni la muerte física de Juan Bosch, fueron las determinantes del fin del boschismo en el PLD. El boschismo había muerto ya antes de ambos acontecimientos. Esto no quiere decir que no hubieron o hayan boschistas; sí los hubo y los hay, sólo que son minorías sin ningún poder ni influencia; es una exigua minoría muda. Esto se debe a una falsa percepción, por parte de los verdaderos boschistas, de que existía una auténtica ortodoxia que se encargaría de mantener vivos los principios, ética y moral partidaria aún con la adopción de la nueva estrategia de apertura que siguió a las elecciones del año 1994 y al posterior retiro formal de Juan Bosch. Fueron precisamente los supuestos ortodoxos de la cúpula más cercana al líder quienes tenían la carta escondida: la carta neoliberal.
 Muchos son los ejemplos de partidos fundados por líderes de una integridad puesta a prueba en los momentos políticos más cruciales, que han dedicado toda la vida a una causa justa y que, al ganarse el respeto, la confianza y la admiración de las mayorías, no serían capaces de claudicar o venderse al mejor postor, sólo por asuntos de principios éticos. Pero muchos de ellos no han llegado a tener la oportunidad de ejercer el poder, ya por muerte natural o provocada; pero también por viles traiciones de sus más cercanos , así como por las acciones del poder internacional injerencista. Haya de la Torre en Perú, Gaitán en Colombia y Juan Bosch en nuestro país, son solo tres ejemplos fehacientes, entre otros.

Cuando eso ocurre, buena parte de la generación que sobrevive al líder histórico, llena de esperanzas, se queda a merced de los oportunistas que estuvieron agazapados bajo la sombra del líder, beneficiandose de su prestigio y proyectándose para el futuro.  Aquel o aqeullos que hayan tenido el privilegio de estar incluídos entre los llamados "discípulos aventajados", son precisamente los más proclives a la traición y al conciliábulo con las fuerzas que el líder histórico ha enfrentado sin claudicación alguna. De manera que esa especie de políticos estarán en capacidad de maniobrar con la facilidad suficiente como para secuestrar al partido y desviarlo del rumbo, provocando una especie de frustración que induce a los demás, por inoculación expresa,  a rendirse y ver así, de buenas a primeras, que por lo que antes luchaba era una pérdida de tiempo y hasta llega a ver al líder histórico como un tonto soñador, aunque lo siguen utilizando simbólicamente para fines demagógicos.

El Partido de la Liberación Dominicana, que aún desnaturalizado mantiene ese nombre,  fue fundado con una mayoría pequeño burguesa baja, media y alta, clase social que se caracteriza por su dualidad de económicamente ambiciosa y a la vez revolucionaria. En su vertiente revolucionaria, está llamada a producir los cambios sociales que reclaman, tanto su propia sub división, como los de los pobres en sentido general; pero que requiere de verdadero patriotismo y despojo de todo tipo de ambiciones. Pero cuando se apodera del gobierno la vertiente económicamente ambiciosa, ocurre lo que hemos visto en doce años de gobiernos del PLD:  ascenso vertiginoso de una élite partidaria en detrimento del resto, olvido total de obreros y campesinos, conciliábulos con los poderosos grupos empresariales, entrega de las riquezas naturales a las transnacionales, represión e inseguridad y lanzado a los brazos del Fondo Monetario Internacional descuida el gasto social por el clientelismo, justamente todo lo contrario de las prédicas del líder histórico.

El presidente Danilo Medina debe estar conciente de que, con un paartido secuestrado y corrompido, no se puede gobernar sin que el corto período de cuatro años pase sin purgarlo. El PLD de hoy es una rara mixtura de balagueristas, peledeístas de los malos y perredeístas oportunistas, en el cual los peledeístas serios y honestos han pasado a ser espectadores estáticos que se han dejado neutralizar sin capacidad de reacción y sin aparente mortificación. Por eso veo y escucho al presidente Medina que en sus primeras ejecutorias exhibe un estilo y lenguaje diferentes; pero tanto el estilo como el lenguaje, pueden quedarse unidos a la forma, mientras que lo importante es el fondo. La población es impaciente y crítica, sin embargo lo que se debe exigir del nuevo presidente, es que establezca las prioridades para la solución de los problemas más urgentes y exija a sus funcionarios, sin importar qué tan influyentes sean dentro del PLD, el cumplimiento del deber de acuerdo a los planes concebidos por el nuevo gobierno. De no hacerlo, separarlo del cargo, ya que él, como presidente no puede separarlo del partido.

Debe saber el presidente que, a pesar de sus propios méritos e influencia en la organización política, por sí solo no puede cambiar la realidad partidaria, pero sí puede tener siempre presente que es presidente de los dominicanos peledeístas, reformistas, perredeístas, comunistas, cristianos y protestantes. Entonces, nombrar a funcionarios peledeístas que han sido cuestionados, sólo por el hecho de haber acumulado méritos a lo interno del PLD, no es una justificación valedera. De todas maneras, falatan cuatro años para finalizar el mandato actual y el tiempo hablará y nos dará respuestas a muchas interrogantes de hoy. Pero espero que en dicho lapso de tiempo, veamos tras las rejas a muchos peledeístas y no peledeístas claramente corruptos y traidores.

Esperemos que al presidente Medina el amor no le quite conocimiento y que Juan Bosch esté presente en su pensamiento, aunque esté ausente en el PLD. Lamentablemente no hay en el presente quién haga al PLD tomar el purgante que tanto necesita, pues habría que comenzar por el propio Comité Político. Misión imkposible; tendrían que suicidarse.

sábado, 23 de junio de 2012

GUERRA AVISADA...


Otro golpe a la integración del Sur. Después de Honduras, nadie podía suponer que no habrían otros golpes similares o parecidos, pues cada país tiene sus propias debilidades. Estoy convencido de que el factor militar es indispensable par el mantenimiento de un gobierno revolucionario. Fue la falta de apoyo militar lo que facilitó el golpe en Honduras y lo mismo ocurrió en Paraguay. La forma de actuar de la fuerza pública para controlar la situación surgida por la invasión de los terrenos propiedad de un acaudalado terrateniente paraguayo, no fue expresamente ordenada por la jerarquía competente, pero terminó en una tragedia porque, tanto campesinos como miembros del órden público cayeron en la trampa tendida por el usurpador de las tierras, cuyo usufructo data de la dictadura de Alfredo Stroesner.


 Quiere decir que el estamento militar paraguayo, que no ha sido saneado tras la caída de Stroesner, es proclive a confabularse con los sectores de poder que son los mismos privilegiados del antiguo dictador. Contrario a lo ocurrido en Argentina, lo que posiblemente ocurra a Brasil y Uruguay, en Paraguay no se han tocado a los militares torturadores y genocidas de la dictadura. Precisamente, en los países con las características de Paraguay y Honduras, en donde además de ser países con grandes desigualdades sociales, de tener una enorme concentración de tierras en manos de unos pocos potentados; pero además ,de albergar bases militares estadounidenses (la más grande en América Latina es precisamente la de Paraguay) y de tener ejércitos entrenados por Estados Unidos, es por donde comienzan la labor de quebrantar la unidad latinoamericana.

El tiempo transcurrido desde que Estados Unidos emergió como imkperio, es más que suficiente como para conocer sus maneras de proceder. No hay una sola acción que no delate inmediatamente la participación de Estados Unidos. Y es que la derecha no mueve un dedo sin la garantía del apoyo del Norte. Las acciones se coordinan de tal manera que de inmediato se ponen de relieve las intenciones, lo cual debe ponernos en guardia y preparar la defensa con la mayor efectividad.  El tiempo transcurrido entre el golde en Honduras y el de Paraguay, no significa en modo alguno que haya un órden establecido; antes de Paraguay hubieron intentos en Ecuador y en Bolivia; tambien en Nicaragua en el marco de las elecciones recién pasadas. Ya sabemos todo cuanto se está haciendo y casi podemos adivinar lo que se hará en el caso de Venezuela y la próxima semana habrán problemas en Argentina y de nuevo en Bolivia. Se trata, pues, de una GUERRA AVISADA.

Por último quiero referirme a Colombia y a su presidente. Creo que la vista debe estar puesta en éste país y en nuestros oídos debe resonar la frase de su presidente: "NO NOS DESCARRILARAN". En política siempre hay que desconfiar; conocer a cada actor político y tener siempre una carta para jugar de último. El político que se deja sorprender, se queda sólo con la experiencia, pues casi nunca hay segundas oportunidades. Chávez debe estar preparado, no únicamente para resistir, sino también para jugar la carta de la manga en el momento adecuado. Colombia es el país clave del entorno. Eso no sólo lo saben Chávez, Correa, Evo, Ortega, Etc., también lo sabe el adversario. Por eso es dificil confiar en la frase acuñada por Juan Manuel Santos. Ojalá esté yo equivocado y él haya querido decir que no se descarrilarán las buenas relaciones con Venezuela mientras sea el presidente de Colombia. Pero mientras hayan gobiernos derechistas, narcotráfico, paramilitarismo y gerrillas, nada se puede garantizar.

Lo único cierto, lo único que no se puede perder de vista, es que se está trabajando sin descanzo para quebrar la unidad de América Latina y el Caribe; que se etán viendo ya las acciones primeras. Así es que GUERRA AVISADA NO MATA SOLDADO. SI LO MATA ES POR DESCUIDADO.








sábado, 17 de diciembre de 2011

MENSAJE POR LA PAZ



LOS QUE MAS HABLAN DE DEMOCRACIA,
SON LOS MENOS DEMOCRATAS;
LOS QUE MAS HABLAN DE AMOR,
SON LOS QUE MAS FOMENTAN EL ODIO;
LOS QUE DICEN ACABARAN CON LA POBREZA,
SON LOS QUE MAS LA PROFUNDIZAN;
LOS QUE SIEMPRE HAN DICHO CREER EN DIOS,
SON LOS VERDADEROS ATEOS.

POR TODO ESO ES QUE:

EL PREMIO NOBEL DE LA PAZ,
ES EL QUE MAS FOMENTA
LAS GUERRAS.

sábado, 3 de diciembre de 2011

MI POBRE PAIS BURLADO -3-


Quien quiere mentir, engaña y el que quiere engañar, miente.
Mateo Alemán
Aquel fatídico 4 de julio de 1982 fue juramentado Jacobo Majluta, el vicepresidente, ante un país estupefacto que, a pesar de todo lo negativo que pudo tener el gobierno de don Antonio Guzmán, sintió profundamente la tragedia. Majluta completaría el período que expiraba el 16 de agosto, es decir, 43 días. No era mucho lo que se podía hacer y los dedicó al proceso de transmisión de mando, aunque momentáneamente tomó medidas para detener la tala de árboles para producir carbón vegetal, una medida que venía siendo reclamada a don Antonio Guzmán.

SEGUNDO GOBIERNO DEL PRD 1982-1986

Salvador Jorge Blanco asume el 16 de agosto de 1982, bajo grandes expectativas, dado que su campaña se basó en críticas muy severas al gobierno, principalmente a la corrupción administrativa. Prometió manos limpias y cortar las manos a los corruptos. Se declaró un constitucionalista consagrado y promovió el conocimiento del texto constitucional, poniendo a circular ejemplares en miniatura de la Ley de Leyes. Creó el Programa de Medicamentos Esenciales (PROMESE), se mantuvo el Consejo Nacional para la Niñez (CONANI), una creación de la ex primera dama, doña Renee Klang Vda. Guzmán, entre otras medidas iniciales que pueden calificarse de positivas.

Su gabinete, visto a vuelo de pájaro, inspiraba confianza, pues estaba compuesto por conocidos perredeístas y profesionales destacados, hasta entonces, intachables, como Luís Sheker Ortíz, José Rafael Abinader, Ivelisse Prats, Hatuey de Camps, Pedro Delgado Malagón, Emanuel Esquea Guerrero y, en el Banco Central, Bernardo Vega, a quien me referiré más adelante.  Pero algunos que se sumaron al movimiento que promovió su candidatura, dirigido por un personaje de nombre José Michelén, nombrado al frente del Instituto Nacional de Estabilización de Precios (INESPRE), y en la Lotería Nacional a Fulgencio Espinal, habrían de ser destacados corruptos. Ambas dependencias estatales, al igual que Aduanas, siempre fueron objetivos de los activistas políticos más ávidos de riqueza mal habida.

Como ya expliqué anteriormente, el PRD mostró su verdadera naturaleza y realmente, su lucha contra la corrupción balaguerista, no era más que una hipocresía pletórica de envidia. Con el paso del tiempo, se fue confirmando con creces. En éste período proliferaron los negocios oscuros. Aparecieron entidades financieras en todo el territorio, incluso captando ahorros, surgieron nuevos banqueros desconocidos hasta entonces como tales, con capacidad como para adquirir entidades emblemáticas como The Royal Bank of Canada, por José Ureña, convertido en Banco del Comercio y el Banco de Santander, por un vendedor de enciclopedias llamad Lenoel Almonte, convertido en Banco Universal. Ambos banqueros terminarían siendo estafadores de los ahorristas, con las consecuencias hoy conocidas.

El narcotráfico, activo desde la era balaguerista, pero limitado a ciertas esferas, tanto civiles como militares y policiales, comenzó a operar de manera más holgada bajo el gobierno de Salvador Jorge Blanco. Por primera vez se habló de la construcción de pistas de aterrizaje, como por primera vez se mencionó sin tapujos la participación del poder político en esa actividad. En tiempos de Balaguer, la icineración de la droga incautada, era pura simulación; el destino final era desconocido aunque no insospechable.

El endeudamiento externo y la atadura al FMI, aunque digo en la primera parte de éste trabajo, que fue el primer gobierno perredeísta el que acudió al FMI, realmente no lo fue, debido a que no se llegó a concretar. En el tramo final del gobierno, don Antonio Guzmán dió marcha atrás a una aprobación que, bajo presión de Bernardo Vega había decidido. Todo estaba preparado por Bernardo Vega, de manera que recayera la responsabilidad de la entrega de la soberaanía económica y financiera sobre el gobierno saliente. Al don Antonio dar marcha atrás, el nuevo gobierno se responsabilizó de lo que traería, no sólo más pobreza, sino también más sangre que reviviría el miedo que tanto hemos tratado de matar.

Los prestamistas internacionales exigían el aval del FMI para conceder préstamos, como una forma de protegerse ante cesaciones de pagos por parte de los gobiernos, lo cual ya había ocurrido en México, razón por la cual las odiosas siglas del organismo internacional se hizo presente en América Latina. El gobierno de Jorge Blanco, entonces, le abrió las puertas de par en par.  Trágicas consecuencias no tardaron en producirse. A cabo de un año y nueve meses de instalado ese gobierno, curiosamente en fecha tan emblemática como el 24 de Abril, pero del año 1984, se pusieron en ejecución las exigencias del FMI, al producirse alzas desmedidas de precios en los artículos de primera necesidad. Pero también se disparó la tasa del dólar, dejada por el gobierno anterior en 2.80 pesos por dólar, llegando a 3.35 pesos por dólar. El salario real disminuyó, los créditos bancarios no se concedían, se legalizaron las casas de cambio, al tiempo que crecían el narcotráfico y la corrupción administrativa.

Aquel día de abril, al terminar la Semana Santa, la población fue sorprendida con un alza desmedida de los precios. Un movimiento expontáneo de protestas fue reprimido con órdenes expresas de actuar con dureza; con tanta dureza, que murieron casi doscientos dominicanos, la mayoría con disparos muy precisos en la nuca, a manos del Ejército, pues la policía era insuficiente. Una poblada que no estaba dirigida por organizaciones políticas, le fue adjudicada al Partido de la Liberación ÇDominicana, a través de los principales personajes del gobierno; pero también del líder del PRD, José Francisco Peña Gómez, quien abiertamente apoyó la actuación de la fuerza pública. Sofocada así la protesta popular, el gobierno se vería obligado a revisar las medidas que condujeron a semejante situación. Seguían las frustraciones, los desengaños y la burla, así como ese afán de los gobiernos que surgieron después de Trujillo, de no ayudar a los dominicanos a matar el miedo, sino atemorizarlo cada vez más.

CONTINUARÁ...